La Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal regula la responsabilidad penal de las personas jurídicas desde la reforma del año 2010. Pero no ha sido hasta la reforma operada la Ley Orgánica1/2015 cuando se han establecido las bases para que la persona jurídica que comete un delito, concurriendo una serie de requisitos, pueda quedar exenta de responsabilidad penal, y por tanto no ser condenada penalmente.

La gran mentira del Compliance penal es que por el mero hecho de tener un Sistema de Gestión de Compliance Penal (SGCP), la persona jurídica no va a quedar exenta de la referida responsabilidad penal, ES NECESARIO ALGO MÁS.

Existen y están proliferando los “gurús del Compliance”, que venden los planes de prevención de delitos igualándolos a la exención de responsabilidad penal y eso es MENTIRA.

Existen y están proliferando los “gurús del Compliance”, que te hacen un plan de prevención de delitos eficaz en menos de una semana y eso es MENTIRA, además de imposible.

Existen y están proliferando los “gurús del Compliance”, que te aseguran que una vez certificado tu plan de prevención de delitos conforme a la UNE 19601, tendrás garantizada la exención y eso es MENTIRA.

Para que un plan de prevención de delitos suponga una posibilidad de obtener la exención de responsabilidad penal, son necesarios una serie de requisitos legales y una serie de requisitos materiales.

REQUISITOS LEGALES:

1.º Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
2.º Establecer los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.
3.º Disponer de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.
4.º Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.
5.º Establecer un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
6º Realizar una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

REQUISITOS MATERIALES

El Sistema de Gestión de Compliance Penal (SGCP) debe:
1.º Ser anterior a la comisión del delito
2.º Estar correctamente implantado
3.º Ser eficaz
4.º Ser idóneo

Aún cumpliendo estos requisitos, será el juez el que decida finalmente si la empresa ha actuado de manera correcta, si se ha impuesto una autorregulación eficaz, si ha puesto en marcha todos los posibles controles, si ha hecho un seguimiento del cumplimiento de los mismos, si ha destinado recursos suficientes para este modelo de organización y gestión de la persona jurídica, si ha dedicado tiempo y recursos a la formación suficiente a todos los miembros de la empresa y es capaz de mostrar al juez las evidencias documentales de todo esto. Solo así será posible que el juez entienda que la persona jurídica puede ser beneficiaria de la exención o en su caso de la atenuante.

Poco a poco, entre el Código Penal, la jurisprudencia del TS, la Circular de la Fiscalía 1/2016 y las normas UNE – en concreto la certificable 19601, que evidentemente es un plus en tu SGCP pero nada más – conseguiremos llevar a cabo planes de prevención de delitos idóneos y eficaces capaces de hacer de nuestra empresa una empresa mejor, más competitiva, mejor posicionada en el mercado y, de paso, en caso de que en su seno se cometa un delito, con posibilidad de que el juez exima de responsabilidad penal a la misma.

El compliance ha llegado para quedarse y va a ser uno de los mejores aliados de tu empresa. Déjate conquistar por la cultura del cumplimiento normativo y posiciona tu empresa entre las punteras del sector, mejorando su reputación y mejorando el control que tienes sobre ella. Y si llega la comisión del delito, estarás preparado para afrontarlo.

Nuestra recomendación es que no lo dejes para cuando surja el problema, porque sería tarde. Adelántate a los acontecimientos y contacta con nosotros para informarte al respecto. En Ad&Law estamos preparados para acompañarte en este camino, y ayudarte a crear tu SGCP.

 

Ana Belén Spínola Pérez
Abogada y Responsable del área legal de Adandlaw