ratios financiación

 

Los ratios financieros son los valores que se utilizan para medir y comparar empresas, industrias o corporaciones. Estos datos permiten analizar el estado actual o pasado de las compañías y dependiendo de qué aspecto se quiera conocer se utilizan ratios diferentes. Si quieres conocer qué ratios son los que más habitualmente consultan los private equity, venture capital y business angels, cuando se interesan por una empresa, presta atención a los que hemos recogido en Ad&Law.

Private equity. Cuando la inversión se realiza a través de este tipo de fondo uno de los ratios que más se tiene en cuenta es el de liquidez, que sirve para medir la disponibilidad del dinero que tiene la compañía en efectivo para pagar deuda. La inversión de los fondos de private equity suele tener un alto grado de liquidez, unido a unas valoraciones con menor grado de transparencia, ya que la mayoría de las empresas en las que invierten los fondos de capital riesgo no están cotizadas. Como los fondos de private equity corren muchos riesgos lo que suelen hacer es invertir en pocas compañías pero realizando grandes inversiones que les garantizan una adquisición mayoritaria de la empresa.

Venture capital (VC). Los fondos de venture capital tienen más en consideración los ratios Valor a Largo Plazo de los clientes (LTV, Lifetime value) y el CAC (Coste de Adquisición de los Clientes). Muchos fondos de VC consideran que las compañías en las que invierten, que suelen ser sobre todo de tipo tecnológico, deben contar con financiación suficiente para sobrevivir hasta que logren demostrar que su producto tiene cabida en el mercado. Hasta entonces, y a veces mucho tiempo después, las empresas participadas “queman caja” (normalmente se mide por el “cash burning ratio”). Por tanto, lo ideal para los VC es entrar en el momento en el que el LTV esté creciendo fuertemente y el CAC esté decreciendo fuertemente. No hay que olvidar que, al igual que en los fondos de private equity, el objetivo final es que la empresa aumente su valor para que cuando se retire el inversor lo haga con el máximo beneficio posible.

Business angels. Este tipo de inversor aporta, además del capital propio, su experiencia y conocimientos empresariales y profesionales. En general, el ratio que más valora es el retorno de la inversión debido a que se trata de una inversión personal en la que corren un riesgo elevado, lo que hace que estén interesados en obtener el máximo beneficio en unos cinco años. Este tipo de inversor suele ser el segundo al que acuden los emprendedores tras “las tres f: family, friends and fools”, ya que logran más capital que con los primeros pero aún no se encuentran en el nivel de acudir a un VC o private equity.

Aparte de los ratios que se han mencionado, existen otros que cuantifican diversos aspectos de una empresa con el objetivo de presentar un análisis financiero más concreto. Entre éstos encontramos: los ratios de actividad, que miden lo rápido que convierte la compañía los activos no corrientes en activos corrientes; los ratios de deuda, que contabilizan la capacidad de la empresa para repagar una deuda de largo plazo y los ratios de mercado, que miden la respuestas del inversor ante la tenencia de acciones de la empresa y el coste de emitir acciones.