El conocido “paro de los autónomos” es una medida que se aprobó hace más de cinco años y que a día de hoy sigue siendo una opción de la que muy pocos trabajadores han podido beneficiarse. Esta protección de los trabajadores se encuentra adscrita al régimen de autónomos y su adjudicación pasa por cumplir unos férreos requisitos:

  1. El trabajador debe estar inscrito en alguno de los siguientes regímenes:
  • Trabajador por Cuenta Propia o Autónomo (RETA)
  • Trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE)
  • Autónomo incluido en el alguno de los regímenes especiales de trabajadores agrarios y del mar
  1. Estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social.
  2. Tener cubierta las contingencias profesionales y estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social.
  3. Haber cotizado un periodo mínimo de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese de actividad.
  4. El cese por actividad tiene que estar que estar provocado por motivos económicos técnicos, derivados de la producción o la organización, causas de fuerza mayor, perdida de la licencia administrativa, violencia de género, divorcio o separación matrimonial y ha de ser debidamente justificado.

Por último, para poder recibir esta prestación el trabajador por cuenta propia tiene que afirmarse en el compromiso de actividad, es decir, debe realizar las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora que pueda convocar el Servicio Público de Empleo.

La duración se da en función de los meses inmediatamente cotizados por el trabajador antes del cese de actividad. El periodo de cotización oscila entre los 12 y los 48 meses para poder recibir un mínimo de dos mensualidades y un máximo de doce.

Meses cotizados

Duración de la prestación

De 12 a 17 meses

2 meses

De 18 a 23 meses

3 meses

De 24 a 29 mese

4 meses

De 30 a 35 meses

5 meses

De 36 a 42 meses

6 meses

De 43 a 47 meses

8 meses

Con 48 meses

12 meses

La cantidad a recibir será del 70% de la base reguladora, calculada mediante el promedio de las bases por las que el trabajador hubiera cotizado durante los 12 meses anteriores al cese de la actividad. El porcentaje máximo se fija en el 175% del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM), a no ser, que el trabajador autónomo tenga uno o más hijos a su cargo; en tal caso, el porcentaje ascenderá hasta el 200% o 225% del mismo indicador.

¿Cómo solicitar la prestación?

La solicitud se deberá presentar ante la Mutua con la que el trabajador cubra las contingencias profesionales o ante el Servicio Público de Empleo Estatal si las contingencias estuvieran cubiertas por la Seguridad Social.

El plazo para presentar la solicitud finaliza último día del mes siguiente al que se produjo el cese por actividad y deberá ir acompañada por la documentación requerida.

Haciendo clic aquí puede acceder a la solicitud desde la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Fuente: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2010-12616&b=3&tn=1&p=20141229#a1