El External CFO o director financiero externo es una realidad en alza. Las empresas adoptan este rol para optimizar sus resultados cada vez con más frecuencia.

La externalización ha llegado a las áreas de gestión y desarrollo del negocio. Los directores financieros, han ocupado convencionalmente un puesto importante dentro de la estructura interna de una empresa. ¿Por qué cada vez es más común externalizar estas funciones?


Disponer de una buena planificación de la estrategia financiera es vital. Permite conocer la realidad de la empresa y así poder adelantarse a los posibles problemas. Es aquí donde surge la figura del External CFO. Contratar a un responsable de las finanzas de un negocio puede llegar a suponer un elevado coste que muchas empresas no se pueden permitir. Optar por la figura del External CFO puede ser la solución perfecta para gestionar y desarrollar el negocio. Y de hacerlo, además, sin necesidad de comprometer el flujo de caja de tu empresa y sin depositar funciones en personas que realmente no son especialistas en la materia.

Un asesor externo puede desarrollar un proyecto concreto, lo que los expertos denominan un “interim manager“, u organizar las finanzas de la empresa, un “head-shared” o “head-renting”.

Sus principales labores son:

– Planteamiento y estudio de proyectos de inversión y su financiación.
– Negociación bancaria profesional.
– Informe anual de situación y diagnóstico del negocio.
– Supervisión del departamento administrativo-contable. Adecuación de su estructura organizativa.

El beneficio será claramente mayor que el coste. ¿Por qué?:

– Al ser un servicio externo y flexible, ajustará su trabajo a las necesidades, tamaño y circunstancias de la empresa, con unos costes siempre proporcionales a las horas de dedicación acordadas.
– Pondrá al servicio de la empresa su experiencia financiera. Herramientas y conocimientos empleados en el área de finanzas exportables a otros ámbitos empresariales.

En definitiva  la contratación de un External CFO, lejos de ser un gasto para el empresario, es una inversión a medio y largo plazo que permite que cada trabajador se ocupe de optimizar sus funciones y tiempo para lo que realmente es productivo.

Para esta y otras muchas cuestiones cuenta con el asesoramiento experto de AD&LAW.